Se avecina una crisis eléctrica seis veces peor que la de 2010

Venezuela está a las puertas de una crisis eléctrica mucho más grave que la que vivió durante 2009-2013, concuerdan especialistas en el área, quienes además aseguran que el principal responsable es el gobierno por no administrar adecuadamente los recursos ni darle el mantenimiento oportuno a las plantas termoeléctricas del país.

“Hay una sequía en el país (pero) si el Sistema Eléctrico Nacional fuera operado correctamente pudiéramos paliar cualquier fenómeno natural”, afirmó el consultor internacional de energía, José Aguilar, quien además aseguró que si el gobierno no aplica medidas urgentes el SEN colapsará en menos de 100 días.

El especialista explicó que Venezuela tiene 297 unidades mayores -233 son térmicas y 64 hidroeléctricas- de las cuales 131 no están operativas, lo que representa que cerca de 10.500 megavatios (MW) están fuera de servicio de los 34.400 que posee en total el SEN.

“Y ahora por tener a Planta Centro sin operatividad hay más megavatios fuera de servicio”, agregó.

Para que la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar (Guri) trabaje de manera óptima, sin forzar las turbinas, la cota debe estar por encima de los 263,5 metros sobre el nivel del mar, a esa altura “no tendríamos de qué preocuparnos. Cualquier nivel por debajo de 261,5 m.s.n.m, hace al embalse más ineficiente, haciéndolo perder potencia, eso aumenta el requerimiento de potencia térmica cuando la demanda sube”, detalló Aguilar.

De acuerdo con las últimas publicaciones de Corpoelec, al 20 de enero la cota del Guri se ubicó en 254,30 m.s.n.m. El presidente de la Comisión de Energía Eléctrica del Colegio de Ingenieros de Venezuela, Winston Cabas, precisó que ha disminuido diariamente 8 centímetros en promedio.

Indicó con mucha preocupación que es la primera vez que el SEN está llegando a la zona de colapso del Guri -240 m.s.n.m. “Si se llega a ese nivel se tendrán que apagar las turbinas porque no habrá suficiente agua para turbinar, si eso no se hace se dañan las máquinas. Alguien debe suministrar esa energía eléctrica que no generará el Guri y deberían ser las plantas termoeléctricas, pero estas no están funcionando a la perfección”, dijo.

“El Guri no se está llenando adecuadamente y las plantas termoeléctricas no han recibido un mantenimiento apropiado, y si estas últimas no se encuentran en condiciones óptimas hay menos MW disponibles para el SEN. Tendremos que enfrentar un fuerte racionamiento de energía” que afectará a diferentes sectores de la economía como la industria, el turismo, el comercio, entre otros, aseguró Cabas.

Recordó que no es la primera vez que el SEN enfrenta una sequía, solo que en las oportunidades anteriores sí se efectuó el mantenimiento continuo en las plantas termoeléctricas para que generaran los MW necesarios que el Guri no podía proporcionar.

Desde 2014 los planes de ampliación y restauración no se han cumplido a cabalidad. De acuerdo con la Memoria y Cuenta del ex ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón, no se ejecutaron los proyectos de rehabilitación de las unidades del 1 al 6 del Guri, cumpliendo con apenas un quinto de la meta planteada por el despacho.

El documento detalla que en el Área de Generación se incorporaron 432 MW al parque eléctrico, de los cuales 278 MW correspondieron a proyectos de expansión y 154 MW por actividades de rehabilitación y mejoras de infraestructura. No obstante, en su informe de gestión 2013, el titular del despacho había trazado una meta general de 2.137 MW para el año 2014, anclada por la rehabilitación de la sala 1 de Guri, que sumaría 770 MW.

“Hay problemas en Planta Ramón Laguna, Termocentro, Planta Centro, Tacoa (Central Josefa Joaquina Sánchez Bastidas), todas son plantas termoeléctricas que no han tenido mantenimiento y que no tienen la capacidad para proporcionar la energía que el país necesita”, apuntó.

Cabas resaltó que las líneas de transmisión y distribución también presentan problemas porque no han tenido mantenimiento. “La crisis del sistema eléctrico es estructural no coyuntural, no es el fenómeno del Niño, el problema radica en la gerencia”, expresó.

– Medidas a tomar –

El ingeniero eléctrico José Aguilar considera que el gobierno debe racionar lo más pronto posible o pondrá en peligro el Guri.

“El gobierno no puede mantener el ritmo de utilización que tiene en el Guri. Mañana el embalse estará en la Zona de Emergencia, cercana al 38% de su volumen útil. De haber trabajado de acuerdo a los criterios establecidos para la operación de energía firme la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar debería estar en 75% de su volumen útil”, puntualizó.

Resaltó que si el gobierno “no toma cartas en el asunto”, el país vivirá una tragedia energética y más duras tendrían que ser las medidas a aplicar. “La economía empeorará, el PIB sufrirá más y la inflación y la escasez se agravarán. Esto sería de 5 a 6 veces peor a lo acontecido hace 6 años”, agregó.

Por su parte, el especialista Winston Cabas considera fundamental establecer la planificación de la industria eléctrica como política de Estado, descentralizar y regionalizar el servicio, racionalizar los actuales programas de gastos e inversión, actualizar el Plan Nacional de Aprovechamiento de Recursos Hidráulicos, ejecutar planes para mejorar la disponibilidad de las plantas termoeléctricas, para ampliar, modernizar y mejorar el Sistema Interconectado y la red de distribución.

También debe concluir la construcción de la central hidroeléctrica de Tocoma y la instalación de la tercera unidad en la hidroeléctrica de La Vueltosa, y culminar las plantas térmicas de Termocentro, Planta Sucre, Tamare y Bachaquero.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register