ZONA MILITAR

Opinión.- Que levante la mano el cumanés que sabe que el sol sale por el peñón y se oculta por san Luis, que en semana santa se va a Caiguire a comer pepitonas, que ha caminado, aunque sea una vez, por cuestiones de salud física por el monumento, ahora más atrás, el que iba a la gaviota a buscar un balde de arenques, el que esperaba el fin de semana para ir al monumento a rumbear, y a donde voy, que levante la mano el cumanes que “pelo pava” en la estatua alegórica a la fundación de Cumaná, NUESTRO INSIGNE MONUMENTO.

Esta escultura era nuestro sitio de encuentro, lo recuerdas? así como lo fue la parada de CANTV, puntos de referencia obligados en nuestra Cumaná para los encuentros, no necesariamente amorosos, quienes vivimos en sectores como los chaimas, caiguire, parcelamiento, barbudo, en nuestra juventud corríamos mucho en la perimetral, por diversión, por competencia, como no hacerlo ? a orillas de playa, excelente y relajante vista. Quienes hacíamos competencia desde los chaimas en carrera rápida, debíamos subir hasta la estatua, dar la vuelta y regresar, si solo corrías tipo entrenamiento, igual subías a la estatua, hacías ejercicios y te regresabas.

Si esas estatuas hablaran, contarían las historias amorosas de la ciudad, las no tan amorosas, nos dirían cuantas personas que hoy hacen vida pública conocieron allí a sus actuales parejas, tantas historias que contar tienen esos dos señores, NUESTRO QUERIDO MONUMENTO.

Recuerdo que viviendo fuera de la ciudad, un día vine a visitar a mi madre, como todos los fines de semana, me fui a trotar muy temprano, como hacia cuando vivía en la ciudad, y, que gran sorpresa fue encontrar un letrero que decía: ZONA MILITAR, y no me dejaron subir a saludar al indio y el fraile, no se para ustedes, para mí son mis panas, que digo panas, confidentes, jajaja.

No recuerdo el año, pero sí recuerdo perfectamente la indignación que sentí, en ese momento no estaba trabajando en radio, ni tv en Cumaná porque hubiese sido traumático para quienes me escuchaban, no pararía de hablar todos los días del mundo en contra del “cerebro” que se le ocurrió entregar esa estructura a los militares.

Qué cosa tan loca que, una estructura turística, en una zona turística, la hayan cedido, si es que la historia es esa, a los militares, les voy a explicar algo a quienes están y han estado en cargos relacionados con turismo y cultura en nuestra ciudad: tienen ustedes idea de cuantas ciudades en el mundo quisieran tener un restaurante en el agua sin forzar mucho ni inventarse playas artificiales y cosas raras ?, comer en eso que conocemos como los castillitos, era un espectáculo, una vez escuche a unos turistas extranjeros expresarse de la estructura y sentí orgullo, sigo preguntando; saben ustedes la importancia turística que sería retomar el salón que está debajo del monumento, donde en alguna oportunidad funciono algo parecido a un museo del mar ?,  imagínense por un momento a los cumaneses y visitantes nuevamente disfrutando de la vista que te permite estar allí arriba y que además puedes disfrutar todas las semanas de actividades, pongo ejemplo: imagínense que después de disfrutar de la península, tomar sus respectivas selfies, puedas bajar y vacilarte una exposición fotográfica de la cumana de antes, otro fin de semana; la gente de medios coloque exposición de equipos de radio, tv y prensa escrita antiguos, son miles de ideas que pueden desarrollarse allí, TODAS, sin duda alguna, mejor que tener a los militares allí pasando mensajitos de texto y cerrándole el espacio que le pertenece a los ciudadanos civiles.

Amigo funcionario, usted está en gobierno, los cumaneses que amamos esta ciudad y no tenemos acceso a ustedes, tenemos ideas, déjese ayudar, es para usted más fácil ubicarnos, le garantizo que un llamado sin fines políticos para el embellecimiento de cumana, será, no solo bien visto, nos incita a participar, el orgullo de devolverle a los cumaneses una ciudad visiblemente aceptable, creativa en sus actividades, espacios de recreación, cerrando el paso a la delincuencia con protección, es algo que no tiene precio, es mayor la satisfacción que un buen “GUISO”. 

El momento exacto siempre será cuando decidas hacerlo.

Sigo dispuesto a la suma de voluntades por una ciudad que nos permita rescatar el daño social estructural que padece nuestra hermosa cumana, sigo presentando ideas sencillas para mi ciudad.

 

Por: Locutor Gregorio Ruiz – locutorgregorioruiz@gmail.com

1 Comment

  • Víctor Antonio López

    4 abril, 2017 at 10:16 am

    Muy bueno mi estimado amigo. Comparto muchas de las cosas que describe, no sabía que para la parte superior del monumento está prohibido el paso. Una burrada más de los parásitos que están en el gobierno local.
    Pero, un consejo: Escriba mejor. No es lo mismo escribir Caiguire que Caigüire. Se pronuncian diferente.
    Cumaná, con acento y mayúscula, ya que el nombre de una ciudad.
    También los nombre de las calles y avenidas se escriben con mayúscula….
    Utiliza el signo de interrogación de apertura, no solo utilices el de cierre.

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register