En Cumaná 200 familias están desesperadas por fuga de gasolina de E/S cercana

El domingo 31 de julio, vecinos de la calle Cajigal (paralela a la avenida Perimetral)  con calle Puerto Rico,  observaron cómo la gasolina de la Estación de Servicio, ubicada detrás de sus casas y diagonal a la Escuela “Andrés Eloy Blanco” salía por las alcantarillas,  por las tuberías de aguas blancas e incluso, por las aceras.

Luisa Panagua – Prensalternativa 

Pero  esta situación no es nueva. Desde hace unos tres meses en sus hogares se sentía el olor a combustible lo que les provocó síntomas de bronquitis, dolores de cabeza y otros malestares.

Desde un principio se dirigieron a la casa del dueño de la bomba pero éste  les respondió que iría “ un día de estos”.  También acudieron a las autoridades gubernamentales.  Recibieron la visita de algunos representantes de entes municipales y de los Bomberos de  Cumaná.

Pero los primeros no ofrecieron soluciones concluyentes  y los segundos dieron indicaciones de seguridad impracticables: debían dejar de encender las cocinas para evitar  una explosión de los gases y mudarse. Pero, si no pueden encender estufas ¿cómo hacen para comer y más en tiempo de escasez?

Y segundo ¿a dónde irse? Muchas de las 200 familias afectadas no cuentan con  personas cercanas para cambiar de la ha sido su casa desde que nacieron.

_SC_9909 

El problema, lejos de resolverse, se ha agravado con el tiempo.  y los vecinos ya lo tienen claro,  no quieren una reparación de las tuberías que tienen  fuga. Exigen que se elimine la Estación de Servicio de la zona porque tienen años padeciendo este tipo de problemas.

Así ha sido siempre, pero ahora es más grave”

Así lo dejó claro Rosario Cedeño de Pereira, de tengo 60 años, los mismos que tiene viviendo en en en esa calle.

Solo que ahora la magnitud del problema es mayor. “Desde hace tres meses sentimos un olor penetrante de gasolina que me ha afectado. Me duele la cabeza y la columna”.

También explicó que el olor a combustible es penetrante. Para Rosario la situación es “grave”. “La gasolina sale por las cloacas, por la acera”, describió. Se siente abandonada por las autoridades: “Aquí no ha venido el Alcalde ni  el Gobernador”, aunque, para ella, “Esto es un asunto les concierne a ellos como representantes” de la ciudadanía.

“Fui a la casa del dueño e hizo caso omiso”, expresó. Sin embargo, ella lo tienen claro: “Rotundamente les digo que esa bomba se tiene que eliminar”.  Indicó que toda la comunidad se unirá para impedir la descarga de gandolas de gasolina en el lugar.

_SC_9908

Autoridades a la altura del problema

Domingo Pereira, también habitante de la calle Cajigal, explicó que la gasolina es extremadamente volátil y que se encuentran “preocupados porque no se ha tomado una decisión firme de cerrar la estación de servicio”. Para Pereira, solo buscan cómo arreglar las posibles fugas y mantener la estación de servicio, lo que representa para ello “un alto riesgo ahorita y a futuro”.

Su pedido es que las autoridades estén a la altura de la magnitud del problema: “Es una situación grave y crítica y por lo tanto se necesita que tomen medidas de una vez”.

Señaló que requieren la presencia de personas con capacidad de respuesta y decisión, porque quienes han ido no tienen la autoridad para hacerlo.

Aunque agradecieron las indicaciones de los Bomberos. “Realmente ha sido oportuna su asistencia”, aclaró.

Pero, aunque dieron órdenes de desalojo, a ellos les resulta imposible de cumplir. “Como está la situación del país, no podemos recurrir a nuestros familiares porque no se consiguen alimentos”.

Pidió comprensión a sus dificultades: “Tienen que entender que no podemos trasladarnos a casa de un familiar. De hecho hay personas que no tienen a quién recurrir”.

Aunque han intentado seguir algunas de las medidas preventivas que sugirió el Cuerpo de Bomberos: “Evitamos encender cosas que ocasionen chispas y detonen los gasesd acumulados”.

Reiteró que se mantendrán en “pie de lucha”: Si no nos atienden, haremos un cierre pacífico de la Avenida Perimetral porque aquí no han hecho acto de presencia ni el Gobernador ni el Alcalde”.

“Tenemos que explotar para que venga ayuda humanitaria”

Por su parte, Gladys Flores, también vecina de la zona, señaló que “solo se presentó un comisario del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) que nos dijo que teníamos que desalojar. Pero ¿para dónde nos vamos?”.

Según Flores, también estuvo un funcionario de la Guardia Nacional (GNB) “de apellido Castillo y nos dijo: ‘Señor usted no le puede pedir a una mata de tunas, manzanas’ porque estamos en Cumaná”.

Flores continuó: “O sea que Cumaná no existe. Tenemos que explotar para que vengan ayudas humanitarias de todas partes”.

Acotó que si hubiesen quemado cauchos y protestado de forma más enérgica “ya hubiese estado aquí Urrieta a meternos presos a todos” (Se refiere al comandante de Zona para la  GNB en el estado Sucre).

Sobre Rodolfo Cova

x

Check Also

Fiscal General retoma caso de estafas por parte de la empresa mercantil ABA

El Fiscal General de la República, Tarek William Saab aseguró que se ...