La vitamina C, ¿Por qué es tan importante?

La vitamina C interviene en la síntesis del colágeno, por lo que mejora el aspecto de la piel, evitando la aparición de arrugas y, a su vez, fortalece huesos, ligamentos y tendones

Mucho se ha escrito y dicho sobre las propiedades de la vitamina C. Es cierto que todas vitaminas y minerales son necesarios para nuestro organismo y, si pudiéramos conocer los beneficios que aportan a nuestro organismo, seguro les pondríamos más atención en nuestra dieta.

¿Qué es la vitamina C y dónde la encontramos?

Ante de todo, es una de las vitaminas más importantes  para nuestro organismo; aparte de los beneficios que por sí sola ejerce, la vitamina C ayuda a que nuestro cuerpo absorba mejor otros nutrientes que necesitamos, como puede ser el hierro.

Se puede encontrar en casi todas las frutas y verduras. Por ello, siempre se aconseja una dieta rica en frutas y verduras, pues es la mejor fuente de conseguir las cantidades que nuestro organismo necesita de esta vitamina. En específico, la naranja y la mandarina son las piezas de fruta que nos ofrecen mayor concentración de vitamina C.

¿Para qué se usa la vitamina C?

  • Tener una mejor absorción del hierro.
  • Tratar las arrugas de la piel. .
  • Reducir las probabilidades de tener cáncer de boca y otros tipos de cáncer.
  • Tratar la baja presión arterial.
  • Prevenir y mejorar los síntomas de las quemaduras del sol.
  • Prevenir el avance de la osteoartritis.
  • Tratar las úlceras de estómago.
  • Prevenir la arterioesclerosis.

Sin embargo, esa vitamina se ha probado ineficaz para:

  • Disminución de riesgo de un derrame cerebral.
  • Prevención del cáncer de páncreas.
  • Tratamiento de la bronquitis.
  • Reducción del riesgo de padecer  Alzheimer.
  • Prevención del diabetes del tipo 2.

En cualquier caso, hay bastantes problemas de salud que pueden ser mejorados con esa vitamina, por lo que es importante que todos tomemos las cantidades diarias recomendadas. (MEJOR CON SALUD)

Sobre Rosa Meneses